Independencia y Quilicura tendrán nuevas vías para buses

Independencia y Quilicura tendrán nuevas vías para buses

Plan de infraestructura del Transantiago sumará 5,3 km de corredores en la zona norte. Eje Vicuña Mackenna estará listo en 2017.
Un viaje de apenas diez cuadras por avenida Independencia, entre Mapocho y Gamero, se prolonga como mínimo por 20 minutos en hora punta. El eje es clave para el desplazamiento de miles de pasajeros desde el centro hacia el norte de la capital, por eso desde este año será parte del plan de corredores para los buses del Transantiago que estarán terminados en 2017.

El nuevo tramo tendrá 4,2 kilómetros: junto al bandejón central circularán los vehículos públicos de manera exclusiva y por los costados lo harán los automóviles particulares (tal como en Avenida Grecia). El alcaldede Independencia, Gonzalo Durán, aseguró que “los atochamientos son extremos algunos días, por lo que se requiere mejorar el estándar”. Las obras comenzarían en septiembre próximo.

En lo que resta de este año también se iniciarán trabajos en 1,1 kilómetros de la calle Viel-Matta, en Quilicura, a un costo de $13 mil millones. Se espera que estrene sus pistas exclusivas en julio de 2017.

El ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, explicó que estas calzadas tienen como finalidad aumentar las velocidades y con ello los tiempos de viaje de los usuarios. Agregó que, también se mejorará el mobiliario urbano y se dispondrá de ciclovías en el entorno.

El secretario de Estado dijo que en esas rutas se renovarán “luminarias, áreas verdes, semaforización, paraderos y otros beneficios para los vecinos”.

Velocidad

Cuando se construye una vía destinada al transporte de superficie, los lapsos de desplazamiento se pueden reducir hasta en un 50%, pues aumenta la velocidad de las máquinas. Por ello, los expertos consideran clave que avenidas como Vicuña Mackenna sean prioridad. El corredor en esa arteria posee su mayor avance en La Florida, con 99% de progreso de sus 1,8 kilómetros. En el tramo ubicado entre San Joaquín y Macul, hay un 19% de avance en 3,8 kilómetros. Un punto conflictivo en Vicuña Mackenna se presenta entre Ñuble y Plaza Italia, un sector de alto tráfico donde aún hay desvíos. La edificación lleva un 38% de avance y será entregada en 2017.

El director del Serviu Metropolitano, Alberto Pizarro, dijo que cuando se terminen las obras en Vicuña Mackenna habrá “corredores entre la Alameda y Puente Alto a lo largo de 20 kilómetros”. Gómez-Lobo añadió que la idea es que al 2018, se hayan emplazado 40 kilómetros de estas pistas. Aseguró que habrá un nuevo plan de infraestructura con nuevos ejes a remozar.

ESCRITO POR: admin